El Elche se relaja y vuelve de Almería con una manita (5-3)

El Elche se puso 2-0 en los primeros diez minutos, y el Almería se puso por delante antes del descanso. El conjunto andaluz se llevó un partido con pocas ocasiones y muchos goles. Iván Sánchez recortó distancias con un penalti provocado sobre él mismo en el 67.

El Elche salió al césped de los Juegos Mediterráneos con algunos jugadores menos habituales, como adelantó Pacheta durante la semana previa. NachoEl partido se volcó pronto favorable al Elche con un penalti en los primeros minutos. Nacho Gil fue arrollado por Montoro dentro del área, tras una jugada en fuera de juego, y él mismo transformó el primero para el Elche (0-1). Nino aumentó la ventaja en el minuto 10 con un disparo duro a un lateral tras una gran asistencia al hueco de Iván Sánchez (0-2). El Almería tardó poco en reducir distancias, con un remate de cabeza que atajó Edgar Badía pero cayó a los pies del ex-franjiverde Álvaro Giménez y remató a placer (1-2). La primera parte tuvo más acometidas del Almería, que propiciaron varias paradas de mérito del portero Edgar Badía. Atajó también el remate de Luis Rioja, que quedó de nuevo en las botas de Álvaro para el empate almeriense en el 42 (2-2). Antes del descanso, el ex-franjiverde sufrió un penalti de Manolín y anotó el gol de la remontada (3-2).

Tras la reanudación el equipo justificó la intensidad de la primera parte. Edgar Badía despejó mal un balón con el pie y recayó en la delantera almeriense. Juan Carlos conectó en el 58 un buen disparo lejano y aumentó la diferencia en el marcador (4-2). La relajación de los jugadores del Elche dio paso a una avalancha del Almería en ataque, ante la resistencia de Gonzalo Verdú y los reflejos de Edgar Badía. En el 67 Iván Sánchez sufrió un claro penalti de forma innecesaria, pues el balón se marchaba hacia la línea de fondo. Él mismo remató a gol y redujo distancias (4-3). El Elche tuvo una clara ocasión tras un córner botado por Borja Martínez. El portero rival René detuvo un remate a bocajarro de Karim Azamoum en el 86. El Almería anotó el gol de la manita en otra jugada marcada por la pasividad defensiva. Edgar Badía detuvo un remate, que cayó de nuevo en el rival. Aguza remató en la segunda oportunidad y Edgar Badía contactó el balón pero se le escurrió hasta acabar dentro de la portería (5-3).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may have missed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies