Contracrónicas de la city | Capítulo 1, Misterios de la “city”

Comenzamos este miércoles la sección ‘Contracrónicas de la city’ en la que el escritor y periodista Francisco Gómez disecciona la ciudad desde el punto de vista cultural. 

MISTERIOS DE LA “CITY”

Elche es una “city” que alberga muchos misterios. Todo el mundo que vive por estos andurriales lo sabe. Quienes nos han conocido y visitado, en su mayoría, también.

El misterio de una industria del calzado que siempre resurge a pesar de crisis, recortes y golpes. A contracorriente de temporadas cada vez más cortas persiste. Sobrevive y se levanta. El misterio de much@sde sus trabajadores en condiciones laborales cada vez más precarias. Una actividad que a pesar de los embates mantiene su cabeza alta. Un dicho comenta que el empresario que aguanta la posición en la “city”, se adapta a cualquier medio hostil en el universo laboral y empresarial. Los banqueros mandan a “curtirse” a sus directivos de bancos a Elche para conocer de primera mano las triquiñuelas económico-financieras con un nivel de clandestinidad y economía sumergida que no baja.

Una reina mora que aún mantiene su aura de misterio entre sus rodetes y mirada enigmática. Una Virgen que no sabemos cómo, de dónde, vino por la mar. Un Misteri que resistió una contrarreforma y el desmantelamiento de la representación de estas piezas teatrales dentro de las iglesias.

Un equipo de fútbol que no sabemos bien cómo descendió administrativamente a segunda división después de dos temporadas en primera y unos supuestos ingresos (millones de euros) que deberían haber permitido la permanencia entre los grandes.

Pero hay otra gran misterio, uno más entre los muchos que guarda y encierra esta “city” de las Lanzas y la Festa. El misterio de sus lectores…

Mi admirado profesor Miguel Ors Montenegro me comentó en cierta ocasión que entre lanzas sólo hay un público lector de mil, a lo sumo, mil quinientas personas entre sus más de 227.000 almas. Una city que tiene quince institutos de secundaria con mogollón de profes, tres universidades, tres escuelas de adultos, clubes de lectura en sus bibliotecas, cerca de 60 colegios públicos

Tengo claro que hay que acercar los escritores a los lectores con especial incidencia en los autores locales, ya lo he comentado muchas veces. Que los conozcan cara a cara en los coles, los institutos, las universidades, las escuelas de adultos, en las bibliotecas. Algunas buenas acciones se están realizando, sobre todo en estas últimas de la mano de Laura Samper y este ciclo que coordina Carlos Javier Cebrián de Frutos del Tiempo y el programador cultural, Julián Sáez. Intentos de grupos y autores del roal por acercarse al lector ilicitano y algún caso excepcional

como Julián Montesinos y sus iniciativas para acercar a los niños y jóvenes a la lectura y algún instituto como La Asunción y Josep María Asencio, y el Victoria Kent con la profesora de Literatura, Reme, pero poco más, poco más.

Llevar los autores y poetas donde está la gente. Seguir en la formación de una cantera de lectores en los coles, institutos y universidades. Entre los niños, los jóvenes, entre los adultos con inquietudes. Es una lucha difícil y continuada en el tiempo. Lo sé. Lo siento. Se hacen esfuerzos públicos y particulares pero hay que perseverar. No hay otra. Difícil misión en una “city” currante, industrial, una ciudad de aluvión con gente de media España y medio mundo, que se levanta a las 7 de la mañana (o antes) y termina a las 8 y 9 de la noche. Cuando la cultura para muchos aún se centra en la billetera y las apariencias y fardar de coche, chalé, vacaciones y otras cosas que mejor callo.

Algun@s loc@s seguimos en el empeño. No desfallecer en una “city” donde a much@,s los libros, su tacto, su aroma, su visión, su lectura siguen produciendo alergia. Una fiera batalla contra los gigantes…

Esperemos que todavía haya andadura por recorrer y aliento para sobrellevar las jornadas. La lucha frente a los ejércitos de la indiferencia y la rutina tiene pinta de ser larga y azarosa. No desesperar, no hundirse es la marca de los soñadores que seguimos heridos por las letras, las lecturas y los textos en comunión, en simbiosis con los lectores, con ese lector comunitario, imaginativo, que tiene que ocupar el espacio público, como dice Isaac Rosa. Resistente el lector y también el autor.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may have missed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies