El voluntariado sale a flote con ‘Cartas a Liz’, la novela de Roberto Hurtado

Por Las Mañanas de Onda Ilicitana ha pasado el médico internista Roberto Hurtado, voluntario que hace dos años vivió en primera persona el drama de las personas refugiadas a bordo de un buque de salvamento de una ONG alemana.

Ahora, Hurtado García debuta en el mundo literario con su primera novela, Cartas a Liz, una historia basada en testimonios e historias reales de voluntarios de ONG en labores de rescate en la zona de SAR, en aguas internacionales frente a Libia.

Cartas a Liz se ha convertido en su primer libro, pero Roberto lleva escribiendo desde hace varios años cuando comenzó a realizar relatos cortos como ejercicio literario, “solo por ver qué pasaba y si valía la pena”, explica.

Tal y como explica el autor de la obra, “yo mismo estuve como voluntario durante un verano en un buque de rescate. Iba recogiendo anotaciones de las vivencias de ese barco y, junto con otros testimonios, me basé en ello para la novela. Creo que era un buen ejercicio para cualquier persona plantearse qué pasaría si estás en una situación límite y no tienes medios, aunque creas que eres el mejor en tu profesión”.

Cartas a Liz es una aventura en el mar, con el trasfondo de una tragedia mayor. Una novela de aventuras con varios mensajes en su contenido y llena de sentimientos, amor, terror, aventura, comedia…

La primera novela de Roberto Hurtado es la historia de un médico experimentado en tareas hospitalarias, pero que nunca ha estado en una ONG. Llega a un barco de rescate donde lo único que abunda es la juventud, la inexperiencia y el entusiasmo. Y allí, en medio del mar, se enfrenta a una situación a la que nadie está preparado. De repente, se encuentra con una tragedia frente a él de proporciones bíblicas. Pero también tiene tiempo para hacer de lo cotidiano algo extraordinario: para evaluar como las personalidades de los pasajeros se van transformando e incluso de mantener una historia de amor en secreto que le ayudará a no perder la cabeza. Esa relación le dará fuerza para seguir, los lazos de amistad se harán más fuertes. Mientras los miembros de la tripulación aguantan la presión a la que están sometidos como pueden… o puede que no la aguanten. La historia está protagonizada por Noel Stoled, un médico de mediana edad, cansado de su trabajo rutinario. Necesita nuevos objetivos y decide enrolarse en un buque de rescate. Sus miedos, sus complejos, sus paranoias aflorarán en ese barco, pero esta vez no habrá nadie para reírle las gracias o para darle la razón. Se va a encontrar en un mundo hostil que le va a hacer reaccionar como nunca hubiera pensado. Con él cohabitan una serie de personajes, desde un valiente bombero, con el que establece una relación de amistad. Una enfermera con un carácter que le hará tener más de un problema y otra serie de personajes secundarios, todos con peculiaridades discordantes.

Cartas a Liz es una historia que podría ocurrirle a cualquiera. Cualquier persona entusiasmada se puede dar de bruces con la realidad del mundo tal y como está dispuesto. Transmite una sinceridad y un realismo que te hace estar en la piel del protagonista y, quizá lo principal: es tan real que cualquiera de los voluntarios que haya estado alguna vez en una zona peligrosa puede confirmar los mismos sentimientos. Es un sentimiento plasmado en una novela.

El libro de Roberto acaba de ver la luz, pero el autor ya está trabajando en su siguiente publicación, que tal y como explica, “no tiene nada que ver con esta historia”.

Roberto confiesa que “este trabajo ha sido, por un lado, una cura de humildad, una necesidad psicológica por mi parte de dar luz a todas mis vivencias como colaborador de ONGs y también, al mismo tiempo, un alivio personal. Creo que necesitaba contar esta historia”.

Y en cuanto a la expectativas de su obra, Roberto dice que su obra “es un trabajo sencillo, una obra que se lee rápido y que puede venderse mucho. Creo que la recomendaría para cualquier profesional de la sanidad, para cualquier persona aventurera, para todo aquel con sed de conocer desde el punto de vista de una persona de la calle, sin condiciones políticas y sin entrar en otro tipo de análisis. Porque es una historia muy real, creíble, apasionada y llena de sentimientos”. Y admite que “creo que debe ser un éxito total a poco que la gente la conozca, la lea y transmita a compañeros su existencia. Un buen ensayo ético de cómo podemos cambiar y adaptarnos a situaciones extremas”.

Cartas a Liz acaba de publicarse bajo el sello editorial de Letrame Editorial y ya está disponible en las plataformas digitales y en cualquier librería, bajo de pedido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may have missed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies