“Un abordaje global de la conducta suicida ayuda a eliminar mitos para poder salvar vidas”

El Hospital Universitario del Vinalopó ha acogido esta mañana la mesa redonda “El acompañamiento en el proceso de morir”, en el marco de las XV Jornadas “La Muerte y el Morir”, organizadas por el Departamento del Salud y a Fundación Metta-Hospice, y que este año se centra en la muerte por suicidio, la forma de morir que más aumenta en las sociedades de nuestro entorno, fundamentalmente entre la gente joven.

Vicente Arráez, miembro del equipo redactor de la Ley 16/2018 de Derechos y Garantías de la dignidad de la persona en el proceso de atención final de la vida y coorganizador de la jornada;, Antonio Martínez Lorente, jefe de Investigación del Hospital del Vinalopó y coorganizador de la jornada; Jesús Mesones, Jefe de Psiquiatría, y Mari Carmen Gil, Directora de Enfermería, han presentado la importancia de abordar el acompañamiento en el proceso de morir, los aspectos sociales del acompañamiento así como la importancia de la prevención en el suicidio y la muerte inesperada.

En el mundo, al año, se suicida un millón de personas lo que se traduce en 2.000 casos al día, uno cada 40 segundos. Además, cabe destacar que por cada suicido hay 20 intentos. En España, la media anual de suicidios es de 10 casos al día, detectando dos poblaciones de mayor riesgo: los mayores de 65 años y los adolescentes.

“Desde hace años hay más fallecidos por suicidios que por accidentes de tráfico. Por ello, la Organización Mundial de la Salud está haciendo especial hincapié en la prevención de los mismos”, explica el Dr. Mesones.

Según los expertos, la persona que se suicida es porque quiere dejar de sufrir. Uno de los mitos más comunes es pensar que quien amenaza con suicidarse no lo hará, lo que es un error, de hecho, tres de cada cuatro suicidas han pedido ayuda o acudido al médico. Otra de las creencias erróneas es pensar que hablar del tema incrementa el ánimo de suicidarse. “Al contrario, hablar del tema de una forma adecuada, es liberador para la persona que lo sufre”, explican los organizadores.

Para prevenir la conducta suicida, en primer lugar, es fundamental restringir el acceso a métodos suicidas como, por ejemplo, pesticidas, lugares con precipitaciones previas o acceso a ciertos fármacos. Además, desde el ámbito sanitario es muy importante que los profesionales tengan claro cómo evaluar bien el riesgo suicida y el factor más determinante es el hecho de que exista un intento previo. Se sabe que las personas que ya lo han intentado tienen más probabilidades de volver a hacer y, en este caso, es fundamental establecer intervenciones específicas con una correcta evaluación por parte del profesional.

El Centro de Congresos de Elche acoge esta noche, a partir de las 20.30 horas, el acto de clausura que corre a cargo del Dr. Fidel Delgado, psicólogo clínico y experto comunicador que, como ya es frecuente en sus intervenciones, combinará el profundo mensaje de sus disertaciones con una interpretación con claves de humor que nos permitirán ver este asunto con otra mirada. Su conferencia es: El sentido de la vida y la muerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may have missed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies